Buscar
  • Marifer Calderón

El kinder es necesario para socializar, estimular y aprender... ¿estas seguro?

Con el tema de la educación a distancia han surgido grandes interrogantes. Entre ellas la necesidad de un niño pequeño para estar conectado frente una computadora. De ahí, si realmente es necesario que un niño pequeño vaya al kinder.


Abrí la pregunta en Instagram y el 85% de quienes participaron comentan que sí es importante que un niño pequeño vaya al kinder. Pregunté por qué necesitaría un niño pequeño ir al kinder y las respuestas que dieron se engloban en las siguientes tres:

  • Para socializar

  • Para recibir estimulación

  • Para iniciar una educación académica, para aprender

Sus respuestas fueron fuente de inspiración para esta publicación.


Lejos de lo que la cultura actual nos ha hecho creer: los niños pequeños NO NECESITAN ir al kinder, es decir, no es importante que vayan al kinder porque lo importante es que tengan adultos cariñosos en sus vidas, adultos responsables que puedan hacerse cargo de ellos y logren satisfacer sus necesidades de dependencia. Sí, así como lo leen: los niños pequeños necesitan DEPENDER de los adultos.


Una vez que un niño pequeño se siente seguro y protegido dentro de una relación con al menos un adulto, cuando tiene saciadas sus necesidades de dependencia porque sabe que alguien está cargo de él, es cuando tendrá la energía necesaria para atreverse a explorar el mundo y poco a poco se irá separando para, más adelante, convertirse en un ser independiente. Pero ese “más adelante” es MUCHO más adelante.


Entiendo que vivimos una época en la que los roles sociales se han ido transformando, tenemos diferentes necesidades y el estilo de vida. Hoy mamá y papá trabajan, también los abuelos, por lo tanto, no podemos hacernos cargo de los niños pequeños todo el tiempo y necesitamos de otros ADULTOS que nos apoyen con esta responsabilidad. La idea de llevar a nuestros hijos al kinder parece atractiva “De que se quede en casa con una nana a que vaya al kinder a estar con otros niños y aprender, mejor que vaya al kinder”.


Y yo considero que lo importante no es que vaya a socializar, a recibir estimulación o a aprender, académicamente hablando. Lo importante del kinder es que regresemos a su nombre original, Kindergarden = Jardín de Niños. Que sea un espacio en donde se ofrezcan las condiciones adecuadas para que nuestros niños pequeños puedan florecer, es decir, que puedan crecer y desarrollarse sanamente favoreciendo sus procesos de maduración.


¿Un niño pequeño necesita ir al kinder a SOCIALIZAR?

Por difícil que sea entenderlo: no. Un niño pequeño no va a socializar al kinder porque lo que necesita no es a sus compañeros, necesita a su maestra, a su nana, al profesor de deportes, al conserje y a todos los adultos que ahí se encuentren para satisfacer sus necesidades. Es de ellos de quiénes tiene que tomar las señales, los va a imitar y de ellos va a aprender, no de sus pares porque sus pares son como él: impulsivos, berrinchudos, poco considerados, impacientes, envidiosos…


¿Un niño pequeño necesita ir al kinder para recibir ESTIMULACIÓN?

Estaría increíble volver a ese kinder con cantos y juegos, con actividades básicas cotidianas, con espacios para explorar y construir. Pero ahora hay clase de iPad, inglés y mandarín, capoeira y un sin fin de actividades dirigidas que no dan espacio a la expresión libre y que además, van en contra de su propia naturaleza porque su cerebro aún no se ha desarrollado lo suficiente. En casa deberían recibir la mayor estimulación, se les platica, acompañan a papá al súper, cuando mamá los baña les enseña cuáles son las partes del cuerpo, cuando van a visitar a la abuela ella sale a jugar al jardín y les da a probar diferentes sabores, el abuelo les lee un cuento, les pone música y bailan juntos… este es el tipo de estimulación que necesitan nuestros niños pequeños, una estimulación dentro de una relación segura, con amor e interés.


¿Un niño pequeño necesita ir al kinder para iniciar una EDUCACIÓN ACADÉMICA?

No es hasta después de los 7 años cuando el cerebro ha logrado una integración de ambos hemisferios, y esto en las mejores condiciones. Es hasta entonces cuando el niño está listo para iniciar una educación académica formal.

Es verdad que puede ir desarrollando ciertas habilidades que se consideran prerrequisitos para un aprendizaje académico formal, pero esto se va a lograr gracias a una actividad extraordinaria que poco valoramos en los últimos años: EL JUEGO.


Lo que nuestros niños pequeños necesitan es un espacio para JUGAR, es a través del juego como van aprendiendo del mundo y de ellos mismos. Ahí es en donde exploran y experimentan con su cuerpo, con sus emociones, es en donde aprenden a conocer lo que les rodea. Aprenden a expresarse, a medir, a controlar su cuerpo y sus emociones, exploran y aprenden sobre peso, velocidad y profundidad. En el juego desarrollan vocabulario, muestran interés por el espacio, los animales y la naturaleza en general.


Así que… si tu niño pequeño va al kinder, o si se queda en casa, asegúrate de dos cosas:

  1. Que tenga adultos cariñosos que sean sensibles a sus necesidades, capaces de sostenerlos mientras nosotros no podemos estar cerca.

  2. Que tenga espacios para jugar libremente.

El resto, se irá dando poco a poco.


114 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo