Buscar
  • Marifer Calderón

Tener un piano no te convierte en pianista...

Actualizado: 22 oct 2021

…del mismo modo que tener un hijo no te convierte en padre”.


El que todos, o casi todos los seres humanos podamos procrear, no necesariamente nos convierte en padres. Ser papá o ser mamá, va mucho más allá de “tener hijos”. No sólo se trata de cubrir sus necesidades biológicas como la alimentación y el descanso, tampoco es suficiente con cumplir las obligaciones legales, tales como ofrecerles una casa, vestimenta, salud y educación.


Si bien, todos tenemos un instinto natural para ser padres, parece ser que en los últimos años éste instinto se ha adormecido. En la actualidad no todos los seres humanos están preparados o capacitados para ser padres, es decir, sus competencias parentales se han visto limitadas.


La sociedad ha sufrido grandes cambios y junto con ellos el rol de cada persona se ha transformado: mamá sale de casa para ir a la oficina, los abuelos se hacen cargo de los nietos, los papás participan más en las actividades del hogar… la estructura social también se ha modificado, existen diferentes tipos de familia: nuclear, monoparental, compuesta, extendida, homoparental, adoptiva… y cada una tiene su propio estilo de vida, con necesidades y aspiraciones particulares, lo que ha dificultado tanto la educación como la crianza saludables.


Lo que no debería cambiar es el papel que juega cada quien dentro de la familia: los adultos estamos a cargo de los hijos, los hijos necesitan de nuestro cuidado, guía y protección.


Es responsabilidad de los padres criar y educar a los hijos. Ayudarlos a convertirse en adultos sanos física y emocionalmente, a ser seres independientes capaces de integrarse a una sociedad de manera proactiva. Para ello, es necesario crear ambientes óptimos para su desarrollo, detectar sus necesidades y buscar la manera de satisfacerlas.


Es importante considerar la posibilidad de recibir apoyo para poder desarrollar el papel de papá o mamá de manera positiva dentro de la sociedad que nos toca vivir. Aprender a desarrollar habilidades que permitan una crianza exitosa, las competencias parentales son exactamente estas habilidades de las que escribiré próximamente.


Porque ser papá o mamá es mucho más que tener hijos.


90 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo