Buscar
  • Marifer Calderón

¿Estamos listos para ser papás en la Era Digital?

Actualizado: 21 feb 2019

Primera Parte


Se dice que estamos viviendo la Era Digital, todo se puede hacer desde una computadora: realizar compras, planear un viaje, cerrar un negocio, ¡hasta conocer pareja! - Busca tu tarea en Google, entretente jugando un rato x-box, ven a ver a los abuelos por Skype, mándame tu ubicación para saber en dónde estás, tómale una foto al pizarrón, busca un tutorial en Youtube, felicita a tu tía por Whatsapp, mándame un mensaje si necesitas algo… -  


Nosotros no crecimos con tanta tecnología, estamos confundidos conociéndola y experimentando, queremos actualizarnos para “no quedarnos atrás”.


La tecnología avanza a pasos agigantados, pero también podemos tropezarnos con esta velocidad, nos está rebasando y la pregunta es ¿Estamos listos para ser papás en la Era Digital? Tristemente, hemos dejado la crianza de nuestros hijos en manos de las computadoras. Estamos olvidando la importancia del contacto físico, una caricia mientras platicamos, mirarnos a los ojos, sonreír, hacer una pausa, observar gestos, escuchar nuestros tonos de voz… 


Es verdad que hay grandes ventajas gracias a los avances tecnológicos, pero también hay grandes riesgos para nuestros hijos: reciben información sobre cualquier tema indiscriminadamente, se acercan a desconocidos a través de videojuegos y redes sociales.  No sabemos con quién están chateando, qué imágenes se mandan, cuál es el contenido de sus conversaciones.  Desconocemos si se están relacionando con personas de su edad, con valores y costumbres similares a las nuestras. Nos sentimos abrumados ante todas estas manifestaciones fuera de control.


¿Qué podemos hacer? 


Sin duda, empezar con el ejemplo, los padres debemos de ser los primeros en hacer un uso adecuado de la tecnología, en especial cuando estamos con nuestros hijos para, de algún modo, poder orientarlos y presentarles todas estas nuevas herramientas y que puedan manejarlas cuando estén listos.


  • Conoce y manipula las diferentes aplicaciones que usan tus hijos para darte cuenta del alcance de cada una.

  • Limita los tiempos de uso, sobre todo en momentos de convivencia familiar y social.

  • Evita pantallas en las habitaciones y procura que su uso sea una actividad familiar.

  • Valora la madurez de cada uno de tus hijos para saber cuándo es el momento de soltarlos, mientras tanto, es tu responsabilidad conocer sus contraseñas. 

  • Crea estrategias de monitoreo, realiza inspecciones periódicas, no es necesario avisarles.

  • Resalta que todo lo que publiquen deja una huella digital que permanecerá por tiempo indefinido y podría tener consecuencias a corto, mediano y/o largo plazo.


Vivimos un torbellino de experiencias que también como padres nos confunde, necesitamos regresar a un orden que nos mantenga en la órbita con nuestros hijos en donde nosotros seguimos siendo sus guías.  Nuestra relación es mucho más importante que la tecnología o cualquier dispositivo digital.


90 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo